Inicio Tiempo libre Tradiciones del día de muertos

Tradiciones del día de muertos

365

El 1º y 2 de noviembre representan una fiesta para conmemorar a los santos muertos. Personas de toda la República Mexicana esperan con ansias el regreso de las almas de sus seres queridos, preparando un festín y decorando hermosos altares para esperar la llegada de los añorados visitantes.

Son muchísimas las tradiciones utilizadas para celebrar el día de muertos, así como armar y decorar hermosos altares de muertos, también autores y cantantes han conmemorado el día con espectaculares y satíricas canciones y por supuesto las tradicionales calaveritas.

Canciones:

“Desde el fondo de la tierra
más allá de la existencia
flotan almas solas
todas crucificadas
hombres y mujeres lloran
por un amor que nunca tuvieron”.

  • “La llorona” – Caifanes

 

“Dame la muerte chiquita
Dame la muerte pequeña
Y así tal vez en tus brazos
Alcanzaré gracia plena”.

  • “La muerte chiquita” – Café Tacuba

 

“¡Ay Calavera Catrina!
En tu sombrero adornado
Se nota que estoy marcado
Y hasta el cuero
Se me enchina”.

  • “La Catrina” – Susana Harp

 

“Dicen que la muerte anda tras mis huesos.
Si es así la espero, pa´ darle sus besos.
Y si no me alcanza la muy condenada,
me paro un ratito pa´ verla enojada”.

  • “Dicen que la muerte”- Rodrígo González

 

Calaveritas:

Quien quiera gozar de veras
y divertirse un ratón,
venga con las calaveras
a gozar en el panteón.

Literatos distinguidos
en la hediondez encontré
en gusanos confundidos,
sin ellos saber porqué.

Y en gran tropel apiñados
Los vendedores corrían
contentos y entusiasmados
por el negocio que hacían.

Cereros de sacristía
que roban la cera al rato,
que con mucha sangre fría
se echan el sufragio al plato.

  • José Guadalupe Posadas

 

Andando vagamundo

me encontré una calavera,

y le dije en lo profundo:

a mí lo mismo me pega

más que sea del otro mundo

  • Guillermo Prieto

Al señor General Porfirio Díáz

Se acabó su omnipotencia

y por ser un gran majadero,

la Parca sin más clemencia

se lo llevó al cementerio

dejando a Pancho Madero

que ahora es el mero mer,

y le dice al señor Díaz:

por andar de peleonero

ahora tienes las patas frías

  • Vanegas Arroy

La Muerte

También la Muerte llegó

a la hora de la suerte

y en el lecho de muerte

la Muerte reflexionó:

“Qué curiosa soledad,

que entre tantas calaveras

todas eran de a deveras

y la mía no era verdad.”

Y feliz fue a la cantina

llamada “Del Otro Mundo”

para que ya nada inmundo

toque a la Vida Catrina.

  • Daniel González Dueñas

Comentarios

comentarios