Inicio CDMX Los ciclistas pueden ocupar un carril completo de la vía

Los ciclistas pueden ocupar un carril completo de la vía

54

Existe mucha confusión sobre lo que tienen y lo que no tienen permitido hacer los ciclistas cuando circulan por las calles.

La bicicleta es es un vehículo y es importante conocer los derechos (y obligaciones) que tienen los ciclistas, y uno de ellos, nos guste o no, es el de ocupar el carril completo de la vía.

El artículo 17 del Reglamento de Tránsito, especifica que el carril que tienen que ocupar es el de extrema derecha y que en caso de que la calle sea de una sola vía, la preferencia será para los vehículos no motorizados.

Por si esto fuera poco, dicho artículo señala que en caso de no respetar esta regla (y poner en peligro a los ciclistas) se aplicará a los automovilistas una multa de entre 10 y 20 Unidades de Cuenta de la Ciudad de México (entre 806 y 1,612 pesos).

Esta medida puede molestar a muchos automovilistas. Sin embargo, esta disposición no es un capricho de un grupo de “personas que se creen de hule”, es una norma que literalmente salva vidas.

Areli Carreón, la primera alcaldesa de la bicicleta en la Ciudad de México, aseveró que una de las principales razones de la existencia de esta regla es la de establecer contacto visual entre los ciclistas y automovilistas y así, evitar accidentes que puedan ser fatales.

Los alcaldes o alcaldesas de la bicicleta son los encargados de ponerle cara y representar a los ciclistas urbanos, promover este transporte y buscar soluciones para conseguir una movilidad mejor y más sostenible.

“Al ocupar esa posición eres totalmente visible y evitas rebases a alta velocidad”, señala y recomienda a los ciclistas circular en el espacio que ocupan las llantas derechas de los vehículos.

A pesar de esto, se aconseja a las personas que se transportan en bicicleta circular cerca de la guarnición de la banqueta si no hay automóviles estacionados u otros obstáculos que puedan poner en riesgo a los ciclistas.

Asimismo, pide evitar conflictos con automovilistas y rehuir las confrontaciones, pues los ciclistas siempre estarán en desventaja.

“Lo ideal es hacer contacto visual y sonreír, esa conexión persona a persona puede relajar la tensión. (Sin embargo), si le ves cara o actitud peligrosa, es mejor ponerte a salvo y evitar un mal rato”, comentó.

Los ciclistas no sólo tienen que lidiar con los automovilistas que los rebasan a menos de 1.5 metros, también lo hacen con los vehículos estacionados.

Una de las ventajas de circular por el centro del carril, es evitar los famosos portazos, que es una de las principales causas de accidentes en ciclistas. Los portazos suceden cuando se circula muy cerca de autos estacionados al lado derecho de la calle y el pasajero de automóvil abre la puerta sin fijarse impactando al ciclista. Esto puede provocar que, además del golpe, el ciclista caiga a mitad de la calle y pueda ser atropellado por otro automóvil.

Asimismo, circulando por el centro del carril los ciclistas evitan pasar por coladeras que pueden estar abiertas o por restos de basura que puedan afectar sus llantas.

Fuente: www.economiahoy.mx

Comentarios

comentarios