Inicio Tiempo libre OMD en Concierto

OMD en Concierto

861

Ayer se presentó en el Pepsi Center el grupo OMD (Orchestral Manoeuvres In The Dark), regresándome 26 años atrás en el tiempo. OMD es una banda británica de synth pop y new wave fundada en 1979, cuyos éxitos principales fueron entre 1980 y 1990.

No puedo decir que OMD es mi grupo favorito, pero casi, es un grupo que desde que los conocí, he seguido escuchando las mismas canciones hasta el día de hoy con el mismo gusto de hace décadas.

A OMD los conocí cuando yo iba en la secundaria, en 1988 salió el disco “The Best of OMD”, el cual sigue siendo hoy en día uno de mis favoritos.

Mi hermano fue quien me los presentó. En esa época él tenía una “banda de rock” con sus amigos y tocaba el sintetizador, por lo que OMD era uno de los grupos que más escuchaba.

Yo, mientras incursionaba con mi guitarra eléctrica tratando de sacar requintos heavy metaleros de los grupos Guns & Roses, Skid Row, Mötley Crue, Metallica, me parecía raro escuchar un grupo sin guitarrista como lo era OMD. Pero me encantaron.

Recuerdo perfecto que fue en un viaje a Acapulco en Semana Santa, esos que antes duraban 7 horas, y que para cuando llegabas a Tierra Colorada, en esas horribles curvas ya alucinabas, que escuchamos ese disco una y otra vez. Nos tenía cautivados, callados, escuchando y sintiendo cada una de esas tonadas de los sintetizadores, haciendo volar el tiempo en esa carretera con calor infernal.

Una de sus canciones más exitosa se llama “Enola Gay” lanzada en 1980. Para los que no conozcan la historia, esta canción recibió su nombre por el avión  Enola Gay, el bombardero B-29 Superfortress, que llevara la «Little Boy», la primera bomba atómica lanzada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima a las ocho y cuarto de la mañana del 6 de agosto de 1945, matando a más de 100 mil personas. El nombre del bombardero fue elegido por el piloto, el coronel Paul Tibbets, quien lo bautizó con el nombre de soltera de su madre, Enola Gay.

Regresemos en el tiempo…

El concierto

Cuando escuché que OMD venía a México, me emocioné de pensar que después de 26 años iba ver a un grupo que tanto he escuchado. Ayer tuve un viaje en el tiempo, yo y los miles de chavorrucos ochenteros recordamos cómo la música te mueve, te emociona y te regresa a tantos y tantos buenos momentos que ya han pasado.

Esos fabulosos ochenta llegaron a nuestras mentes, canciones que a lo mejor ni sabías cómo se llamaban pero que marcaron época. “If you leave” te recuerda inmediatamente a la película “Petty in Pink” que es un clásico de los ochenta.

Con una energía increíble, el vocalista, a sus 59 años, bailó con un gusto y estilo envidiable. Tocaba el bajo, de pronto cedía el micrófono y tocaba el sintetizador, platicaba con nosotros, no cabe duda que uno se debe sentir muy feliz, cuando del otro lado de mundo, en un país de otro idioma, la gente canta tus canciones de hace 30 años con singular alegría.

Como en todo concierto en México, las chelas paseaban por todos lados. Es un recinto bastante pequeño, sin embargo, no faltó el que en los lugares más atrapados en el medio de las masas, gritaba “chelas” para poder disfrutar su concierto. Fue tan divertido ver cómo, quien quería una cerveza, daba el dinero, el cual pasaba por una fila de 25 personas, llegaba al vendedor y éste regresaba la cerveza y el cambio por las mismas 25 personas, hasta llegar al comprador. Esto sólo pasa en México.

Terminando Enola Gay, salieron del escenario dejando la caja de ritmos de sus sintetizadores iluminados con un juego de luces, y obvio, como éramos puros rucos y en nuestra época se acostumbraba corear al grupo para pedir más canciones, seguimos aplaudiendo con el cántico de “OMD”. Hoy en día ya te prenden las luces y te dicen bye, pero tuvimos la esperanza de que en este viaje a los ochenta regresaran en medio de miles de aplausos y gritos. Además faltaba su primer sencillo “Electricity”, no nos defraudaron  y regresaron al escenario donde tocaron dos canciones más y se despidieron con ese gran éxito.

En septiembre tendrán el lanzamiento de un nuevo disco “The Punishment of Luxury” el cual tuvimos oportunidad de escuchar la canción Isotype que salió en mayo de este año.

Si duda vale la pena seguir los pasos de este grupo que tanto me ha dejado. Les dejo un pequeño video del concierto de ayer.

 

Comentarios

comentarios